Saltar al contenido
 

4 cosas que la generación del milenio debe saber sobre el seguro médico

Si tú eres uno de los 83 millones de milenarios, conocidos en inglés como "millennials", que viven actualmente en los Estados Unidos, la idea de enfermarte es probablemente la última cosa que tienes en tu mente. Así que puedes estar preguntándote porqué es importante gastar el dinero que ganas arduamente en algo como un seguro médico.

Tener un plan de salud cubre más que simplemente los costos cuando te enfermas. También cubre cuando ocurren incidentes inesperados que pueden resultar en gastos mayores. Como cuando sales a divertirte con amigos y acabas con un tobillo lastimado. Incluso actividades saludables como pasear en bicicleta o correr puede llevarte a la sala de emergencias. La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio permite que los adultos jóvenes permanezcan bajo el plan médico de sus padres hasta los veintiséis años. Si ya no estás en el plan de tus padres, las visitas al doctor y recetas médicas que estaban cubiertas antes ahora te generarán gastos que pueden acumularse rápidamente. 

Veamos las 4 cosas más importantes que necesitas saber antes de escoger tu seguro médico.

  • Dependiendo de tus ingresos, puede ser que seas elegible para recibir ayuda con tus pagos. Si ganas menos de $47,000 dólares, tendrás que pagar menos por tu plan.
  • Busca un plan que se acomode a tus necesidades, no solamente el que tenga la prima más baja. Como puede que tengas préstamos de estudiante, deudas de tarjetas de crédito y otros gastos, el costo de la prima del seguro médico es muchas veces preocupante. En cualquier caso, elegir un plan de bajo costo que no te ofrece la cobertura apropiada para tus necesidades de salud podría terminar costándote más.
  • Aunque pueda parecer que tienes buena salud, aún puedes aprovechar el cuidado preventivo para realizarte revisiones médicas anuales, exámenes físicos rutinarios y vacunas contra la gripe.
  • Asegúrate de que el plan de salud que escojas incluya los médicos y hospitales que quieres, porque consultar a doctores fuera de tu plan de proveedores (lista de médicos aprobados) puede resultar muy costoso.

No inscribirte ahora en un plan médico conlleva una penalidad fiscal. De igual manera, los costos inesperados por no tener un seguro médico pueden ser financieramente desastrosos. Por eso, nunca ha sido más importante entender los beneficios de tener un plan de salud y saber cómo sacarle el mayor provecho.

X